Pikolinos, marca internacional de ‘fashion-comfort’, fomenta el espíritu de equipo y el trabajo entre sus empleados a través de diferentes actividades y esta vez ha querido hacerlo con una alocada montaña rusa en realidad virtual.

Pero…¿a quién se le ocurrió esta experiencia?

Detrás de esta experiencia está Casanova Agency, que nos pidió darle un toque diferenciador a su concepto de team building empresarial.

¿El objetivo? que el equipo de Pikolinos disfrutase de un evento en equipo, junto con sus familias. Un cóctel de emociones que no se olvida fácilmente.

Cliente Pikolinos

 

Año 2018

Créditos Casanova Agency

 

Tags virtual reality, montaña rusa, experiencia virtual

299X motivación

El empleado está más motivados en su puesto de trabajo.

Reputación

Valor añadido de la experiencia.

Exclusividad

Una experiencia única.

Sensación de vértigo, ¿suena bien verdad?

Esto es lo que la marca de zapatos y complementos Pikolinos quería provocar en sus empleados. Casanova Agency nos propuso un gran reto y como eso es lo que precisamente nos motiva en Studios, creamos una increíble montaña rusa virtual.

¡Abre los ojos de par en par! Empieza la adrenalina.

Cinturones de seguridad abrochados. El coche empieza a coger velocidad. Se escuchan gritos de los menos amantes del vértigo. Pero los más valientes resistimos hasta que nos enfrentamos al primer looping. Un pelín más de emoción.Llegamos a la zona más álgida de la atracción. Unas milésimas de segundos después empezamos a descender y notamos el aire golpeando fuertemente contra nuestra piel. Las pulsaciones de nuestro cuerpo se empiezan a acelerar al ritmo del coche en el que estamos montados. La velocidad es ahora protagonista.Los que aún tenemos los ojos abiertos observamos el final de la atracción. Llegamos por fín.

 

Se acabó la experiencia de Realidad Virtual. Nos quitamos los visores y ahí están nuestros compañeros de trabajo junto a nosotros. Algunos temblando de pánico y otros con ganas de más. ¡Qué buen rato hemos pasado juntos! Y lo mejor es que aquellos que tienen ganas de repetir sólo tienen que volver a ponerse las gafas y darle de nuevo play a la experiencia.